• Luis Felipe Domínguez

Un día como hoy – Octubre 22

1978 – Grete Waitz gana el maratón de Nueva York e impone récord mundial.

La noruega Grete Waitz ganaría en un día como hoy, de 1978, el maratón de Nueva York, en su rama femenil, imponiendo de paso un nuevo récord mundial. Waitz se convertiría en un ícono de Nueva York al ganar esta carrera en múltiples ocasiones … pero para que todo eso sucediera, las mujeres tuvieron que derrumbar varias barreras en el tiempo.


Suena increíble pero hasta los años 70’s, a las mujeres no se les permitía correr el maratón en forma oficial. Si había mujeres que recorrían la distancia en alguna carrera pero no tenía validez, reconocimiento.

En 1966, la norteamericana Roberta Gibb corrió el maratón de Boston, pero para hacerlo se escondió tras un arbusto y cuando pasaron los corredores se insertó en medio de ellos para no ser descubierta. Completó la carrera en un tiempo no oficial de 3 hrs y 21 minutos y es de hecho el primer caso reconocido de una mujer que completó el maratón de Boston. Corrió también y ganó las ediciones de ’67 y ’68 aunque su participación no fue reconocida como oficial … a quienes ganaron antes de que la participación de mujeres fuera oficial, se les conoce como campeonas de la era pre-sancionada … por cierto que fue hasta 1996 que la Asociación Atlética de Boston reconoció a estas corredoras como campeonas de esas ediciones de la competencia.


Al año siguiente, en el mismo maratón de Boston, se apuntó en la carrera K.V. Switzer, a quien se le asignó el número 261 y por tanto era participante oficial … el pequeño detalle es que omitió poner su nombre completo, Kathrine, y no fue sino hasta que la carrera tenía unos kilómetros de iniciada que los oficiales se percataron que se trataba de una mujer e intentaron sacarla de la carrera. Switzer completó la competencia pero como los relojes se habían detenido en 4 hrs y 20 minutos no se cronometró su tiempo final. Gibb hizo el menor tiempo de mujeres pero tuvo que salir unos metros antes de la llegada a la meta porque no se le permitió completarla dado que no era una participación oficial.

Hay dos diferentes explicaciones de porqué no había una categoría femenina para una competencia larga y que se corría en las calles: a) Los “expertos” decían que una carrera de este tipo, con su nivel de demanda, sería dañina para la salud de la mujer (¿?!!) y: b) Que para que una competencia pudiera incorporarse a los juegos olímpicos (y por consecuencia ser reconocida mundialmente), tenía que cumplir con el requisito de ser ampliamente practicado en 25 países y el maratón femenil, argumentaban, no era popular.

En 1972 el Maratón de Boston reconoció por primera vez la participación de las mujeres.

Ese mismo año, el Maratón de Nueva York decidió dar cabida a las mujeres … a su manera. Con la aprobación de la Amateur Athletic Union (A.A.U.) para que las mujeres pudieran correr el maratón, Nueva York dio el paso pero la reglamentación establecía que aún siendo una carrera “igual” para hombres y mujeres, tenían que ser competiciones separadas, por lo que las mujeres tendrían que empezar la carrera 10 minutos antes que sus contrapartes masculinas o iniciar 10 minutos después de que los hombres hubieran partido. Los organizadores llamaron a la prensa para dar publicidad a la primera participación oficial de mujeres, pero no contaban con la lucha por la igualdad que ellas plantearían.

Seis corredoras se colocaron en la línea de salida pero una vez que se dio el disparo de salida, en vez de iniciar la carrera, se sentaron y mostraron sus carteles de protesta por la diferenciación que estaba haciendo la A.A.U … los organizadores esperaban que la noticia en los diarios de Estados Unidos fuera la participación de las mujeres en el maratón … para encontrarse con que la nota la dieron las mujeres en su pelea por una igualdad de condiciones. Cuando transcurrieron los 10 minutos y los hombres recibieron el “banderazo” de salida, las seis corredoras empezaron también su carrera. Lograron, con todo el apoyo popular que recibieron, pasar de ser seis corredoras (mujeres) a seis atletas.


En 1978 y ya con un reconocimiento oficial al maratón femenil, Grete Waitz correría su primer maratón en Nueva York, ganándolo e imponiendo el récord mundial al detener el cronómetro en 2:32:29, bajando la mejor marca anterior en dos minutos. Pero no se conformaría con eso … fue el primer lugar de esta carrera en nueve ocasiones: ’78, ’79, 80, ’82, ’83, ‘84, ‘85, ‘86 y ’88 … en tres de esas ocasiones implantó la marca mundial.

La atleta noruega ganó dos veces el maratón de Londres, en 1983 y 1986, logrando el mejor tiempo de su carrera en 2:24:54. También ganó la maratón de Estocolmo con un tiempo que permaneció prácticamente por 30 años.

Waitz no pudo ganar el oro olímpico. Su mejor actuación fue en Los Angeles 1984, en donde obtendría la medalla de plata. No participó en las Olimpiadas de Moscú 1980 dado que su país se unió al boicot que impuso Estados Unidos a la Unión Soviética. Obtuvo medalla de oro en el Mundial de Atletismo en Helsinki 1983. Nadie ha ganado tantos maratones en la historia como ella (13).

Una vez retirada, Grete Waitz fue activa embajadora de JP Morgan y posteriormente de Adidas para promover el ejercicio físico y posteriormente en la lucha contra el cáncer. Murió en 2011 … el gobierno noruego le dio un entierro con honores, siendo en ese momento apenas la sexta mujer de ese país en hacerse acreedora a ese honor.

Roberta Gibb, la gran pionera del maratón femenino fue objeto de un reconocimiento sin igual: en 2011, a la edad de 74 años fue nombrada Grand Marshall del maratón de Boston (aquel que corrió una vez “a escondidas” y que inicialmente no reconoció sus logros). La ganadora de la carrera, Atsede Baysa de Etiopía, obsequió a Roberto su trofeo de primer lugar … estoy seguro de que es el mayor homenaje que pudo haber recibido por su valor, calidad y por no aceptar un “no” por respuesta.

La evolución de los tiempos de mujeres en el maratón es notoria y me parece apunta a que en la rama femenina se seguirán mejorando:

En 1978 Grete Waitz registró un tiempo de 2:32:29, siete años después lo había mejorado en 7 minutos. En 2001, la japonesa Naoko Takahashi cronometró 2:19:46. Hoy el mejor tiempo es 2:14:04. La mejora de los tiempos en estos 40 años es de un 12%. La evolución de los tiempos de la mujer es evidente y será interesante ver si en los próximos años pueden romper la barrera de los 2:10:00.

Me gustaría pensar que la versión femenil del maratón ha alcanzado la relevancia del maratón masculino pero dolorosa e increíblemente, en 2019 aún no es así. Hace unos días, el 12 de octubre, el keniano Eliud Kipchoge, de la rama varonil, logró, por primera vez en la historia, romper la barrera de las dos horas, al recorrer 42 kilómetros y 195 metros en un tiempo de 1:59:40 … no se reconoce oficialmente como récord mundial debido a que contó con algunas condiciones que no se podrían utilizar en una carrera oficial (había un auto por delante de él que marcaba el ritmo, tenía corredores que le cortaban el viento, etc.). Al siguiente día, la keniata Brigit Kosgei impondría un nuevo récord en el maratón femenil, registrando un tiempo de 2:14:04 en el Maratón de Chicago y rompiendo una marca que tenía 13 años.


La hazaña de Kipchoge dio la vuelta al mundo en ocho columnas … la de Kosgei recibió menos reflectores, menos publicidad, pese a tener reconocimiento oficial. Aún nos queda mucho por avanzar para dar a las mujeres el reconocimiento que merecen y que han venido buscando desde hace 50 años en Boston y Nueva York.

#1972NewYorkMarathon #GreteWaitz #RobertaGibb

© 2023 by LFSports. Proudly created by MÁS POR TU NEGOCIO.