• Luis Felipe Domínguez

Tiempo efectivo de juego en el futbol.

El futbol es el deporte más popular del planeta. Una final de Copa del Mundo provoca que todos nos volquemos a la televisión … fanáticos, aficionados casuales e incluso algunas personas que solo se sientan a ver un partido de futbol cada cuatro años. En menor medida, pero juegos como la final de la Champions también atraen grandes audiencias. No hay duda de que, mundialmente, ningún deporte levanta tantas pasiones como el futbol ….. la gente asiste a los estadios, ve los encuentros por televisión, los escucha en radio, los sigue y polemiza en redes sociales.

Dicho lo anterior, es innegable que en los torneos locales, en los juegos semanales, la gente se ha ido alejando de los estadios y los ratings televisivos han ido a la baja. Aún siendo el deporte más popular, está resintiendo una reducción en el interés de los aficionados. Causas puede haber muchas: saturación, dada la enorme cantidad de partidos; alternativas deportivas para los aficionados (por ejemplo, futbol americano, tenis, beisbol, basquetbol); servicios de streaming; cambios en el hábito de consumo por las nuevas generaciones; etc. Sobre muchos de estos elementos la FIFA y todos aquellos que viven del futbol poca injerencia tendrán para modificarlos y atraer más gente hacia su producto ….. pero hay otros que están en sus manos y sobre los que tendrían que trabajar antes de que sea demasiado tarde y empiecen a perder más gente y, por ende, ingresos …. FIFA debe preocuparse por mejorar el espectáculo.

En este post quiero enfocarme en un problema muy marcado: el tiempo efectivo de juego. Un partido dura noventa minutos, más el tiempo de reposición …. pero de todo ese tiempo, ¿cuánto es lo que realmente está el balón en juego? A simple vista se aprecia que se pierde mucho tiempo y que lo que se añade al final de los partidos no compensa lo perdido, pero ¿de qué tanto estamos hablando?

¿Cuál es el tiempo efectivo? ¿Cuánto tiempo está el balón en juego?

De acuerdo con el portal90Min, un estudio reciente de la UEFA arrojó que en promedio un partido tiene una duración de 94 minutos y 47 segundos (incluyendo el tiempo de compensación) y, que de este tiempo total, sólo durante 61 minutos está el balón en juego.

Soccermetrics Researchrevisó el tiempo real de juego en el mundial del 2018 y concluyó que el tiempo efectivo fluctuó, en términos generales, entre los 52 y los 58 minutos. Cies Football Observatoryrealizó un análisis de las ligas europeas, que abarcó de julio a noviembre del 2018, y encontró que en ese período el tiempo efectivo de juego varió entre 48 y 57 minutos.

En resumen, de acuerdo a la fuente, el mejor escenario es que se juegue un 65% del tiempo de un partido …. mientras que el peor es de 51%. El punto no es, de fondo, el número preciso, sino que se pierde demasiado tiempo en un partido ….. y eso no es lo que los aficionados están pagando por ver …. pagan por un espectáculo completo, no por dos terceras partes (o menos) de él.

¿En qué se pierde tanto tiempo? De acuerdo al estudio de la UEFA, las faltas (el tiempo que se interrumpe el partido desde que se comete esa falta hasta que se reanuda el juego) representan casi 9 minutos; los saques de banda acumulan 7 minutos; los saques de puerta casi 6 minutos y; los cambios de jugadores 3 minutos …. esos son los casos que más impactan el tiempo total. El VAR toma en promedio 35 segundos cada vez que se utiliza y ese tiempo se incrementa a 68 segundos si el árbitro tiene que ir a revisar el monitor (si, como en la Copa América, se tienen dos o tres casos por partido, esto ya representa dos o tres minutos perdidos adicionales).

Sabemos que el equipo que lleva la delantera en un partido busca la forma de “agotar” el reloj. El portar Five Thirty Eight analizó partidos del último mundial y nos dice que el equipo que va ganando un juego tarda 34% más tiempo en reanudar la acción (después de saque de banda, de portería, etc.) que el equipo que va perdiendo ….. y ese porcentaje crece a un 43% a partir del minuto 60. Hablando de “Fair Play”.

¿Es realmente un problema el tiempo efectivo?

La respuesta es un rotundoSÍ.

Como dijimos al inicio de este post, el futbol es el deporte más popular del mundo pero la asistencia a estadios y la cantidad de televidentes que lo siguen viene a la baja …. quedarse de brazos cruzados es fácil pero no correcto …. estos temas no se arreglan solos. Estar a merced de los cambios en los hábitos del consumidor no es una buena idea …. el futbol tiene que tomar acciones enfocadas a incrementar el tiempo de juego para que haya más acción, más oportunidades de gol, más emoción.

Siempre será mejor tomar acciones de mejora cuando no estás hundido en una crisis, así es que el futbol está aún a tiempo de cambiar.

¿Qué hacer?

Antes que nada, reconocer esto como un problema ….. si se hace eso, entonces se buscarán soluciones, se actuará en consecuencia. Aquí algunas ideas:

  1. Compensar el exceso de tiempo perdido. El objetivo no es detener el reloj cada vez que se interrumpe el juego. pero si evitar los excesos. Se podría establecer un tiempo límite para reanudar el partido, el cual dependería del motivo de la interrupción, y si ese tiempo se supera entonces compensar el excedente. Por ejemplo. establecer un tiempo máximo de 20 segundos para ejecutar un tiro de esquina …. si éste es ejecutado en 30 segundos, se agregarían 10 al tiempo de compensación. La acumulación de estos “tiempos excesivos” se daría como agregado al final de cada tiempo. Debería haber un responsable (no el árbitro) de contabilizar el tiempo y comunicarlo al público mediante un reloj en el estadio.

  2. Modificaciones al VAR. Este sistema es bueno, ayuda a que impere la justicia …. pero consume más tiempo del que debería. Podría ajustarse para que el árbitro que está con los monitores tome la decisión final y solo la transmita al árbitro en el terreno, sin necesidad de que éste último tenga que ir a mirar una repetición. Si se pretende que el árbitro central sea la máxima autoridad en todos los casos, entonces lo que podría hacerse es que los árbitros en monitores le indiquen que hay una jugada a revisar y el árbitro vaya directo al monitor ….. hoy se pierde demasiado tiempo en la conversación previa a ir a revisar una jugada.

  3. Algunos ajustes a reglas que hagan complicado perder tiempo. Cuando un encuentro está por terminar, los equipos tienden a cobrar un tiro de esquina en corto y quedarse ahí, haciendo tiempo y buscando provocar un nuevo tiro de esquina para “ganar” más segundos. Se podría establecer, por ejemplo, que ningún jugador puede estar lo suficientemente cerca del cobrador como para poder hacer este tipo de jugadas o que el balón deba avanzar cierto número de metros de tal forma que se obligue a hacer un cobro para buscar una jugada ofensiva y no una táctica para terminar con el tiempo.

  4. Dejar fuera del terreno a los lesionados. ¿Cuántas veces vemos esta escena?: Un jugador recibe una falta, grita de dolor, se retuerce en el pasto y se queda tirado ahí hasta que entra el cuerpo médico a revisarlo (casualmente, casi siempre, es un jugador del equipo que va ganando) ….. después de par de minutos sale del campo arrastrando la pierna ….. para que una vez que ha salido, se recupere mágicamente y regrese al partido de inmediato, corriendo ya en perfecto estado. Los servicios médicos obran milagros en el futbol. Si un jugador se lesiona e interrumpe el partido, debe salir del terreno y quedarse fuera de él al menos dos o tres minutos (si está lesionado, es el tiempo mínimo que le va a tomar recuperarse). Tengo la impresión de que una medida de este tipo reduciría el número de “lesionados” y el tiempo que se pierde porque nadie va a querer dejar a su equipo con un hombre menos en un momento clave del partido (y si se compensa el tiempo, lo van a pensar mucho más).

Al final, son la FIFA y sus afiliados los mejores calificados para decidir que cambios hacer al juego para agilizarlo pero aquí lo relevante es que exista la intención de hacerlo, aceptando que es necesario hacer ajustes antes de que la pérdida de espectadores sea un problema del que no puedan salir. Se han tomado medidas poco significativas (como que el jugador que sale de cambio abandone el campo por el lugar más cercano) lo cual me hace pensar que hay un reconocimiento de una situación a modificar …. la pregunta sería ¿que tanto sienten que deben cambiar y que tan dispuestos están a hacer modificaciones de fondo?

Un punto más, fuera del terreno de juego …. para los comentaristas y narradores. En cada juego aplauden las mañas de los equipos que pierden tiempo, lo llaman “colmillo” y lo resaltan como una virtud. Creo sinceramente que deben reprobar esas actitudes y transmitir al público que no deberían ser aceptables …… debemos hacer ver todos, a “los dueños del balón”, que lo que el público -y la televisión- esperan, es un espectáculo, acción, despertar emociones que hagan que valga la pena gastar dinero en asistir al estadio o invertir tiempo en este deporte. Es momento de dar a los aficionados lo que piden ….. no solo triunfos sino real entretenimiento …. hagan que valga la pena nuestra inversión.

Y tu, ¿qué opinas? ¿es este un problema? ¿qué harías?

#Futbol #Tiempoefectivoenelfutbol

0 vistas

© 2023 by LFSports. Proudly created by MÁS POR TU NEGOCIO.