• Luis Felipe Domínguez

Los mejores beisbolistas mexicanos en Grandes Ligas

El lanzador mexicano Víctor González hizo hace unos días su debut en Grandes Ligas, con los Dodgers de Los Angeles. Con eso se convirtió en el mexicano número 130 en jugar en la gran carpa.

¿Podrá algún día estar entre los inmortales mexicanos? Hay algunos que han sido históricos, otros que han brillado intensamente por pocos años y algunos más que han tenido una larga carrera.

¿Cuáles son los 10 mejores jugadores mexicanos que han jugado en Ligas Mayores? ¿En qué orden se clasificarían en base a lo que lograron en su carrera?

En el análisis consideramos estadísticas tradicionales como carreras producidas y cuadrangulares para bateadores, carreras limpias y victorias para lanzadores … también incluimos el WAR (Wins Above Replacement) como un dato clave que estima cuantas victorias te da un jugador cuando se compara con beisbolistas de “reserva” y finalmente los reconocimientos que recibió.

10 Jorge Orta.

Fue complicado decidir entre Orta y otro beisbolista de larga trayectoria: Aurelio Rodríguez. Pero la diferencia la hace el bat de Orta.

El “Charolito” jugó 16 temporadas en Ligas Mayores. Sin pasar por Liga Mexicana ni Ligas Menores llegó al beisbol de más alto nivel con los Medias Blancas de Chicago, en donde jugó 8 campañas.

A lo largo de su estancia en Estados Unidos, tuvo un WAR de 14.9, que no es notable pero el haber jugado tantos años muestra que era un jugador muy cumplidor. Disparó 130 cuadrangulares, una de las cifras más altas entre los mexicanos. Realmente tuvo pocas campañas notables, aunque en dos de ellas incluso fue nominado al Juego de Estrellas.

En la Serie Mundial de 1985, Orta estuvo involucrado en una de las jugadas más polémicas que ha habido en el clásico de otoño. Con los Reales abajo 1 – 0 en la novena entrada, en el partido que significaba el campeonato para San Luis, Orta entró a batear como emergente por Kansas City sacando una rola inofensiva en la que todos vimos que lo hicieron fácilmente out … bueno, todos excepto el umpire Don Denkinger que inexplicablemente lo declaró “safe” … Orta terminaría anotando la carrera del empate, lo cual eventualmente dio pie al regreso de Kansas que ganaría esa Serie Mundial en 7 encuentros.

9 Joakim Soria.


Aún está activo en Grandes Ligas, actualmente jugando con los Atléticos de Oakland, equipo al que llegó en 2019.

Soria es el líder en juegos salvados de relevistas mexicanos en la historia con 222, lo cual lo ubica en la posición 43 entre todos los relevistas. Una vez ocupó el 10º lugar en la votación de Cy Young al mejor pitcher de la campaña e incluso en otra terminó entre los primeros 20 lugares en la votación al Jugador Más Valioso (MVP) de su Liga. Su WAR es 18.2.

Soria ocupa un lugar especial en la historia de los relevistas de Kansas City. En 2008 logró salvar 42 juegos, número que superó en 2010 al alcanzar 43 salvamentos … en ese mismo año tuvo un minúsculo 1.78 en el porcentaje de carreras limpias y permitió que apenas 1.051 bateadores por entrada llegaran a primera. Se convirtió en un favorito del público de Kansas.

Hoy Soria no logra tantos salvamentos pero es un relevista muy valioso para Oakland y su experiencia puede ayudar a los Atléticos a confirmarse como uno de los favoritos para ganar la División Oeste de la Liga Americana.

8 Yovani Gallardo.

Pitcher abridor de gran poder, brilló principalmente con los Cerveceros aunque tuvo destacadas campañas en otros equipos como Texas. Muy ponchador.

Llegó a convertirse en el as del pitcheo de Milwaukee en donde fue el abridor del juego inaugural en diferentes temporadas, un honor reservado para el mejor lanzador del equipo. Extrañamente se distinguía también con el bat .. dio 12 homeruns en su carrera. Su WAR es de 19.1 y acumuló 1,584 ponches en 12 temporadas, cifra más que respetable.

Aunque estadísticamente su mejor temporada podría ser la del 2015 con Texas, en ninguna brilló tanto como en la del 2011 con Cerveceros. En cada uno de sus últimos tres encuentros ponchó a 11 o más bateadores, incluyendo un juego de 13, lo cual sería su mejor marca personal. Superó los 200 ponches por tercera vez en su carrera, ganando 17 encuentros (cuarta mayor cantidad de victorias en la Liga Nacional ese año). En la post-temporada abrió dos juegos, recibiendo solamente una carrera limpia en cada uno de ellos, confirmando su posición como estrella del equipo. Terminó en el séptimo lugar en la votación del Cy Young. Esa temporada tuvo su única participación en un Juego de Estrellas.

7 Esteban Loaiza.


El de Tijuana ha tenido una historia muy dolorosa recientemente pero en su tiempo fue un lanzador muy confiable en las Grandes Ligas, en donde jugó desde 1995 hasta su retiro en el 2008.

En su trayectoria alcanzó un total de 126 victorias por 114 derrotas, segunda cantidad más altas de juegos ganados entre los pitchers de nuestro país. Portó la franela de 8 equipos diferentes y con 3 de ellos tuvo participación en playoffs.

Loaiza tuvo en 2003 una campaña de ensueño. Jugando para los Medias Blancas de Chicago, empató a Fernando Valenzuela en el máximo número de triunfos en una temporada para un lanzador mexicano, con 21 … fue tercer lugar en carreras limpias en la Liga Americana con 2.90, fue el líder en ponches con 207, sus victorias lo ubicaron en la segunda posición entre los pitchers de su liga. El WAR de Loaiza ese año fue de 7.2 … ningún jugador mexicano ha logrado uno tan alto en una campaña.

Loaiza participó en los juegos de estrellas del 2003 y el 2004. En ese gran 2003 quedó segundo en la votación del Cy Young, solo por detrás de Halladay, un pitcher del Salón de la Fama.

6 Vinicio Castilla


Cuando empecé este análisis pensé que Vinny terminaría entre los primeros 3 o 4 pero una realidad es que sus números fueron fuertemente influenciados por jugar en Colorado, en donde la pelota vuela mucho. Jugó 16 años en Grandes Ligas, de los cuales 8 fueron con los Rockies.

Es el pelotero mexicano con más cuadrangulares en la historia con 320. Jugó playoffs con tres equipos diferentes, evidencia clara de su impacto en las escuadras en las que participó (Colorado, Astros y Bravos). Llegó a ser uno de los bateadores más temidos en Grandes Ligas.

Dos veces quedó en el Top 20 de MVP de la Liga Nacional y tres veces fue nombrado el mejor tercera base bateador de la Liga Nacional. Vinicio no se humillaba con el guante pero vivió su carrera en base a batazos.

Los Rockies nacieron en 1993. Para la temporada de 1995 ya estaban disputando playoffs, impulsados por un cuarteto que sería histórico: Galarraga, Bichette, Walker y Vinny … estos cuatro bateadores son aún icónicos para Colorado.

Vinicio Castilla es parte del Salón de la Fama de Colorado. Recibió un 1% de votos en la elección del Salón de la Fama de MLB, lo cual evidentemente no fue suficiente pero te dice que fue un buen jugador.

5 Ismael Valdéz.

El “Rocket”, sin tener un récord positivo en ganados y perdidos posee un WAR (24.5) que entre lanzadores mexicanos solo es superado por Fernando Valenzuela. No tuvo campañas para la historia pero fue muy consistente y sólido.

Tuvo cuatro temporadas con un WAR por encima de 3.0, que no es poca cosa. En su carrera, en seis campañas su porcentaje de carreras limpias estuvo por debajo de las cuatro carreras … eso es consistencia.

Jugó en playoffs con Dodgers en ’95 y ’96 … en ese primer año de post-temporada abrió un juego y no recibió carrera limpia en siete entradas. En 1996 recibió dos o menos carreras en 19 de sus 33 salidas.

“Rocket” fue mejor pitcher de lo que su récord podría mostrar a simple vista … me parece que no tuvo suerte de estar en equipos muy fuertes a lo largo de su carrera pero justamente el WAR muestra que, pese a los escasos reflectores, fue un muy buen pitcher.

4 Beto Ávila.

Nacido en 1924, es el jugador de mayor antigüedad en nuestra lista y es el primer pelotero mexicano en distinguirse en las Grandes Ligas … y vaya forma de distinguirse. Beto Ávila es el único jugador mexicano que ha sido campeón bateador.

Segunda base, jugó 11 temporadas en Ligas Mayores, terminando con un porcentaje de por vida de .281 y un WAR de 26.4. Dos veces concluyó dentro del Top 10 para MVP de la Liga Americana, participó en 3 Juegos de Estrellas.

1954 fue el mejor año para él, en lo personal y lo colectivo. Los Indios de Cleveland ese año ganaron 111 partidos, aún uno de los récords más importantes que ha habido … en ese entonces el mejor récord de cada liga accedía directamente a la Serie Mundial y Cleveland se enfrentó a los Gigantes de Nueva York, ante quieres cayeron 4 juegos a 0. Ávila por su parte bateó .341 para liderar a todos los bateadores y se embasó el 40% de las ocasiones que se paró a batear. En la Serie Mundial de ese año, se enfrentaron el campeón bateador de la Liga Americana (Beto Ávila) y el de la Liga Nacional (Willie Mays).

Su WAR total fue de 26.4 … en el ’54 fue 7.1. Beto Ávila (Bobby como lo conocían en Estados Unidos) es el primer gran representante de México en el mejor beisbol del mundo.

3 Teodoro Higuera

¿Podría Higuera ser el mejor pitcher mexicano de la historia de no ser por sus lesiones? Obviamente enfrentar el legado de Fernando Valenzuela sería toda una tarea pero Higuera fue de verdad un gran pitcher aún cuando solo tuvo 10 temporadas en Ligas Mayores.

Recordado como el as del pitcheo de los Cerveceros, Higuera terminó su carrera con marca de 94 ganados y 64 perdidos para tener el mejor porcentaje de victorias entre los connacionales. Tuvo 1,081 ponches y un alto WAR de 30.3 aunque en un lapso de 7 años llegó a ser de 31.8 lo cual nos dice que las lesiones realmente lo afectaron negativamente hacia el final de su trayectoria.

Su primera temporada completa con Milwaukee fue la de 1985. Al siguiente año ganaría 21 juegos a cambio de 11 derrotas … ponchó a 207 bateadores y tuvo un extraordinario porcentaje de carreras limpias de 2.79. Finalizó segundo en la votación al mejor lanzador de la Liga Americana (Cy Young). Al siguiente año terminaría en sexto lugar … era un extraordinario pitcher.

Su carrera fue corta en Ligas Mayores. Higuera en sus primeros 4 años en Ligas Mayores acumuló 69 de sus 94 victorias y el 71% de sus ponches. En 1989, tan solo 3 años después de su apogeo, empezó a lesionarse … en el ’90 jugó su última temporada completa aunque ya no era el mismo. En 1991 sufrió una lesión seria y aunque intentó regresar, realmente ya tuvo muy pocas apariciones.

Pueden llamarme incluso hereje pero creo que si Teodoro Higuera no se hubiera lesionado tan pronto en su carrera, hubiera podido terminar siendo el mejor pitcher mexicano de la historia desde la perspectiva de los números.

2 Adrián González.


Algunas publicaciones no lo incluyen en los 10 mejores, básicamente porque no nació en México, pero “El Titán” siempre se manifestó mexicano, incluso representando a nuestro país cada vez que tuvo oportunidad.

Ese sería el único argumento en su contra porque estadísticamente fue una auténtica estrella. Fue la bujía de los Padres de San Diego y los Dodgers de Los Angeles … incluso el mejor bateador de Boston en el tiempo que estuvo con ellos.

Posee un WAR de 43.6, el mejor de cualquier jugador mexicano que haya estado en Grandes Ligas. Bateó .287 de por vida, un porcentaje muy alto para un pelotero que tenía poder … disparó 317 homeruns e impulsó 1,202 carreras (récord de mexicanos).

Cinco veces participó en el Juego de Estrellas, solo por detrás de Fernando. Tres veces estuvo en el Top 10 para MVP y en ocho ocasiones en el Top 20 … estar 8 ocasiones entre los mejores solo lo logran las estrellas de MLB. Dos veces recibió el Silver Slugger al mejor Primera Base bateador y también dos ocasiones tuvo uno de los 10 mayores WAR de todo el beisbol.

Adrián González fue la cara de los Padres de San Diego. En Boston, fue su mejor bateador. Los Dodgers estuvieron dispuestos a traer de los Medias Rojas a otros jugadores que no querían con tal de tener a “El Titán” en sus filas.

No hay punto de comparación con otros jugadores de campo (no pitchers) mexicanos … González es el mejor que hemos tenido en MLB.

1 Fernando Valenzuela.


El WAR es importante como medida de la carrera de un pelotero … pero no es todo. Si bien Fernando tiene un WAR menor al de Adrián González (37.4 vs 43.6), el legado de uno y otro es muy diferente … de hecho no recuerdo muchos jugadores en los 50 años que tengo viendo beisbol con tanto impacto como Valenzuela.

“El Toro” tomó por asalto a las Ligas Mayores en 1981 con su calidad, su carisma y su dominio de los bateadores contrarios. Ganó sus primeras ocho salidas ese año, cinco de ellas sin recibir carreras. Terminaría recibiendo los reconocimientos de Novato del Año y el Cy Young al mejor lanzador de la Liga Nacional. La fiebre que generó en Estados Unidos es mayor a cualquier estadística … la gente se volcaba en los estadios por presenciar a Valenzuela … las televisiones en México y Estados Unidos se sintonizaban para verlo … no se si sea por ser yo mexicano pero no ubico muchos beisbolistas que hayan puesto al deporte de cabeza, como lo hizo Valenzuela.

Ese año, Fernando fue fundamental para que Dodgers eliminaran a Houston y posteriormente a Montreal, para acceder a la Serie Mundial. En su única aparición en el Clásico de Otoño, superó una noche complicada para terminar venciendo a los Yankees y encaminar a Dodgers al campeonato.

Aún siendo ’81 su temporada más emblemática, los años de 1985 y 1986 fueron aún mejores, con un Fernando absolutamente dominador. En ese ’86 ganó 21 encuentros por 11 derrotas, con un porcentaje de carreras limpias de 3.14 (tuno una temporada de 2.45) y 242 ponches (en 3 ocasiones superó los 200).

De ’81 a ’86 participó en todos los Juegos de Estrellas. Ganó una vez el Cy Young, fue 3º en 1982, 5º en 1985 y 2º en el ’86. En dos ocasiones terminó entre los mejores 10 WAR del beisbol.

Las lesiones desafortunadamente bajaron su eficacia muy pronto y desde 1987 empezó a convertirse en un pitcher bueno pero ya no extraordinario. Tuvo un juego sin hit ni carrera al final de su trayectoria con Dodgers.

Nadie que haya visto a Valenzuela puede olvidarlo. Su imagen es indeleble. Los periodistas no apoyaron nunca su caso para llegar al Salón de la Fama … pero para los aficionados al beisbol, Fernando fue durante ese 1981 tan grande como el juego mismo.

45 vistas

© 2023 by LFSports. Proudly created by MÁS POR TU NEGOCIO.