• Luis Felipe Domínguez

Holdout – Paro Laboral en la NFL.

Cada año, antes del inicio de la temporada de la NFL, hay jugadores que inician un holdout o paro laboral, en busca de obtener contratos con un ingreso más elevado. Se trata de jugadores que tienen un contrato vigente, con un sueldo ya acordado con su equipo pero que deciden ponerse en paro para forzar la negociación de un nuevo convenio, con mayores ingresos y de duración más larga que el que actualmente los liga con la institución.

Vamos a analizar la situación de los dos principales corredores que hoy están en paro: Ezekiel Elliot de los Vaqueros de Dallas y Melvin Gordon de los Cargadores de Los Angeles. El primero tiene aún dos años de contrato, mientras que Gordon solo uno …. ambos están jugando aún bajo su contrato inicial, que firmaron como novatos. En el caso Elliot, su sueldo promedio anual es de $6.2 millones de dólares (MUSD) …. el salario de Gordon para 2019 es de $5.6 MUSD.

Un jugador puede ir a paro y no jugar ….. el tema es que cada juego en el que decide voluntariamente no participar, se le descuenta de su sueldo. Considerando que hay 16 juegos por temporada, cada ausencia representa un número importante. ¿Entonces, si hay tal impacto, porqué le podría convenir a un jugador no presentarse?

Lo que buscan, fundamentalmente, es “forzar la mano” del equipo y negociar un nuevo contrato, que les reditúe mayores ingresos y sea de mayor duración que el actual. La gerencia general (en este caso de los Vaqueros y los Cargadores) entra a la negociación entendiendo que si no llegan a un acuerdo, entonces Elliot y Gordon tendrán que decidir si se ausentan de los partidos o juegan bajo su actual contrato. Faltar a los juegos impacta, como mencionamos, el bolsillo de los jugadores …. pero también afecta las posibilidades de ganar del equipo. Hay un factor más que los gerentes generales deben tomar en cuenta y es el que en la NFL hay un máximo de sueldos que un equipo puede pagar a la totalidad de su plantilla (denominado tope salarial) …. no pueden rebasar ese número …. entonces el darle más sueldo a los jugadores que están en holdout puede implicar que se limite su posibilidad de pagar a otros miembros del equipo o tener que dejar ir a buenos elementos para no sobrepasar el tope.

El caso de los corredores, como Elliot o Gordon, es complicado por la posición en la que juegan, la cual en términos generales no es considerada por los equipos como una de las más valiosas ….. la historia reciente dice que puedes remplazar a un corredor por otro y no tendrás tanto impacto (otras posiciones, como la de quarterback, son muy difíciles de sustituir). Adicionalmente, la “vida deportiva” de un corredor es de las más cortas de la NFL, con un promedio de 2.5 años ….. tanto Gordon como Elliot superan ese promedio, pero en un deporte de tanto contacto como el futbol americano siempre existirá la posibilidad de una lesión que acorte sus carreras abruptamente. Esa es la razón fundamental por la que buscan negociar cuando están en un muy buen momento de sus carreras ….. es entendible …. pero también se puede comprender la posición de los equipos dado que no pueden dar sueldos altos indiscriminadamente.

Dicho lo anterior, las situaciones de Gordon y Elliot son muy diferentes al momento de negociar. Ezekiel Elliot fue el año pasado el corredor líder de la liga en yardas ganadas, con 1,434 ….. Gordon terminó en el lugar 17 con 885. ¿Ambos son clave para las aspiraciones de sus equipos en 2019? …. la respuesta es sí, pero Elliot ha sido más productivo (está entre los 3 mejores corredores de la NFL) y la ofensiva de Dallas depende mucho de él ….. Gordon es un excelente corredor pero no me parece que los Chargers piensen que es absolutamente irremplazable. ¿Pueden los Vaqueros darse el lujo de no tener a Elliot? muy difícilmente.

Para darse una mejor idea de lo corta que puede ser la carrera de los corredores de bola o el poco tiempo que realmente producen a un muy alto nivel, tomemos el caso de los que en 2014 (hace tan solo 5 temporadas) ocuparon las primeras 10 posiciones en yardas ganadas y veamos que ha pasado con ellos (se presentan en orden de yardas ganadas ese año).JugadorSituación ActualAños ProductivosDe Marco MurrayRetirado7Le’Veon BellActivo5Marshawn LynchRetirado12Matt ForteRetirado10Arian FosterRetirado8Eddie LacyRetirado4Jamaal CharlesRetirado11Justin ForsettRetirado9Lamar MillerActivo7Jeremy HillActivo, sin equipo3

De los 10 mejores corredores del 2014, quedan 3 en activo. Entre los retirados hay algunos de carreras largas y exitosas, como Lynch, Charles y Foster pero hay otros que tuvieron carreras cortas y no alcanzaron los grandes ingresos de otros (por ejemplo, Eddie Lady). Entre los activos, el caso de Jeremy Hill es complicado …. después de su tercer año, han venido lesiones que han limitado mucho su participación y hoy está sin equipo … si firma contrato, seguramente no será muy lucrativo. De los 10 líderes del 2014, solo quedan dos corredores productivos.

Para terminar de ilustrar lo corta y complicada que puede ser la trayectoria profesional de un corredor de la NFL, revisamos los casos de todos los corredores seleccionados en una de las primeras dos rondas del draft colegial de los años 2013, 2014 y 2015, para ver que ha sucedido con esos ellos ….. el haber sido seleccionados en esas primeras rondas, significa que eran de los mejores jugadores colegiales disponibles. En total, en esos tres años, se seleccionaron 11 jugadores en 1a o 2a ronda …. de ellos, dos han llegado a ser grandes estrellas (Le’Veon Bell y Todd Gurley); 1 más ha tenido una carrera muy sólida (Melvin Gordon, que es quien hoy está en paro laboral); 4 corredores más siguen activos pero realmente no han tenido una aportación sobresaliente a sus equipos y; 4 más ya se han retirado o están sin equipo. En resumen, de los once mencionados, 3 son difíciles de remplazar …. es un porcentaje bajo de casos realmente exitosos.

Como puede apreciarse, es muy complicado llegar a ser un corredor que figure en la NFL …. y más complicado aún estar a alto nivel por un período prolongado como para firmar contratos altamente lucrativos. A esto hay que agregar que los contratos en la NFL no están, generalmente, garantizados (si el equipo te corta por baja de juego, lesiones, etc no está obligado a seguirte pagando). Dadas esas condiciones contractuales, lo corta de la carrera de los corredores de bola y las posibilidades de lesiones, es totalmente entendible que los jugadores busquen, cuando están en la cima, negociar nuevos contratos para asegurar su situación económica.

Ahora bien, los equipos no están obligados a firmar nuevos contratos con los jugadores ….. ya existe un contrato. Dado lo anterior pueden optar porque el jugador no se presente (lo cual les ahorra dinero pero pierden en el terreno de juego) y esperar a que voluntariamente regrese o; pueden mover al jugador a otro equipo a cambio de selecciones colegiales futuras o; pueden negociar una extensión. Simplemente, pueden optar por no tomar acción.

Ni Elliot ni Gordon pueden darse el lujo de perder toda la temporada. Gordon en 2020 puede ser agente libre y buscar otro equipo …. Elliot puede hacerlo en 2021 ….. pero si decidieran no jugar este año, sus primeros años de agencia libre serían entonces 2021 y 2022, respectivamente. También saben que incluso en el momento en que decidan ser libres, los equipos tienen formas de retenerlos por uno o dos años, aún a pesar de su deseo.

En 2018 Le’Veon Bell decidió no jugar para Pittsburgh porque no hubo una renegociación favorable para él, que buscaba una extensión de contrato. Su paro laboral provocó que no percibiera los $14.5 MUSD que estaban considerados en su contrato. Para este año, Pittsburgh lo dejó en libertad y firmó un nuevo contrato con los Jets, por $52 MUSD por cuatro años (están garantizados $27 MUSD, o sea que si sale del equipo antes del fin del mismo, Jets podría acabar pagando menos de los mencionados $52 MUSD) …. no es en lo absoluto un mal contrato, de hecho es muy bueno, pero no parece ser suficiente para recuperar lo que dejó de percibir en 2018. En cuanto a Pittsburgh, encontró el remplazo de Bell en el jugador de segundo año James Conner y aunque no tuvo los números de Le’Veon, tampoco estuvo tan lejos (86 yardas por partido para Bell en 2017 comparadas con las casi 75 yardas por juego para Conner en 2018) …. el haber podido remplazar parcialmente la producción de su corredor estrella, dejó un mensaje muy fuerte para los futuros casos de paro laboral: “podemos remplazarte”.

Me gustaría que estos holdouts de Gordon y Elliot terminen bien para todas las partes, pero no estoy convencido de que así será. Ezekiel Elliot, por sus resultados de temporadas anteriores y la dependencia de Dallas de tenerlo en el campo para aspirar a llegar lejos este año, parece estar en una buena posición para lograr un acuerdo de extensión, antes de que inicie la campaña o después de que se ausente un par de juegos ….. adicionalmente su relación con el dueño de los Vaqueros, Jerry Jones, hace pensar que tendrán pronto un nuevo contrato. El caso de Gordon es diferente …. sus números no lo ponen dentro del top 3 de corredores de la NFL y creo que San Diego no cederá fácilmente a sus pretensiones …..me parece que merece una extensión pero los Cargadores tienen un historial de ser muy duros en las negociaciones de este tipo y podrían pensar que pueden sustituir a Gordon (no creo que acertadamente, pero podrían llegar a esa conclusión) …. no parece tener Gordon tanto apalancamiento como Elliot en la negociación.

Después de la temporada del 2020 expirará el contrato Laboral actual de la NFL ….. los dueños y el sindicato no pueden darse el lujo de que jugadores tan importantes como Elliot o Gordon decidan no jugar, algo tendrán que ajustar en su convenio futuro. El Sindicato de Jugadores de la NFL parece que vendrá con posicionamientos muy duros que obligarán a tener contratos garantizados y otras condiciones para proteger a los jugadores, aún en los primeros años de sus carreras. No serán discusiones simples porque los equipos no van a querer ceder lo que hoy tienen. En el fondo, tendrán que encontrar la forma de que la Liga no tenga situaciones en las que los jugadores que atraen aficionados (y mucho dinero) a los estadios y la televisión, decidan no jugar por buscar (con razón) condiciones que les permitan tener un futuro seguro.

Crédito Foto: José Luis Lechón

#EzekielElliot #FutbolAmericano

© 2023 by LFSports. Proudly created by MÁS POR TU NEGOCIO.