• Luis Felipe Domínguez

Fecha límite de cambios en Ligas Mayores

El pasado 31 de julio se cumplió la fecha límite para hacer cambios de jugadores en el beisbol de Grandes Ligas. Es una fecha fundamental para todos los equipos pues les permite, a través de intercambios con otros equipos, fortalecer las áreas que perciben como una debilidad, de cara al final de la temporada y sobre todo, pensando en la post-temporada.

Siempre ha existido este movimiento de jugadores y normalmente lo que sucede es que un equipo que va a jugar los playoffs cambia jugadores jóvenes (ya en Grandes Ligas o que están en desarrollo en sus sucursales) por jugadores veteranos, probados, que militan en equipos que no tienen esperanza de jugar en post-temporada. Es un ganar-ganar ….. el equipo fuerte resuelve sus puntos débiles y el equipo que reconoce que no va a ganar nada en la presente temporada adquiere jugadores jóvenes, que le ayudarán a ser más competitivo en los siguientes años.

Como mencioné, siempre han existido estos movimientos ….. pero ahora hay una diferencia importante que quisiera resaltar.

Una sola fecha límite para cambios.

Hasta el año pasado, el 31 de julio estaba establecida como la fecha límite para cambios ….. pero había “otra fecha límite” que te llevaba a finales de agosto, conocida como período de waivers o liberación. Durante este período, los equipos podían poner como disponible para cambio a un jugador y, bajo ciertas reglas, podía ser cambiado ….. la regulación señalaba que cualquier equipo podía entrar a negociar por el jugador que estaba en posición de ser liberado (aunque buscaba dar prioridad a los equipos más débiles). Si bien la mayoría de los cambios se daban hasta el 31 de julio, los equipos podían recurrir a este tiempo adicional para hacer otros movimientos. Algunos de los cambios más notables de los últimos años sucedieron durante el período de waivers, siendo un ejemplo el cambio que llevó a Justin Verlander de Detroit a Houston en 2017, convirtiéndose este lanzador en la pieza clave para que los Astros ganaran la Serie Mundial ese año.

Para este 2019, se eliminó el período de waivers (Grandes Ligas buscaba con esto dejar una sola fecha límite, siendo más llamativo para los aficionados y forzando a los equipos a tomar decisiones finales antes de agosto). La fecha última para canjes fue el pasado miércoles 31 de julio.

¿Que implicaciones reales tuvo el dejar una sola fecha?

La obvia es que a partir del día de hoy, los equipos contendientes tendrán que salir adelante con lo que tienen. Ya no habrá 30 días adicionales en los que de una forma u otra aún podían reforzarse …. pero hay más.

Como mencionamos, lo que normalmente sucede es que se junta el deseo de reforzarse de un equipo y el de otro de hacerse de jugadores jóvenes ….. el equipo que está dispuesto a ceder jugadores hechos, regularmente es porque se sabe eliminado. El tema es que para el 31 de julio hay más equipos que están en la pelea que los que regularmente lo están el 31 de agosto, es decir, hay menos equipos “vendiendo” porque aún tienen esperanzas de entrar a playoffs. Hay que considerar que cada año llegan a post-temporada 3 líderes divisionales más dos comodines por Liga.

Para ejemplificar lo anterior, tomemos a la Liga Nacional en este 2019. De los 15 equipos que la conforman, hay 10 que están peleando por el primer lugar o por una posición como comodín …. no todos ellos tienen un récord de ganados y perdidos que impresione, pero tampoco tienen una desventaja mayor a cuatro juegos con respecto al líder en la carrera de comodines. Hay tres equipos más que se ven lejos pero tienen una remota esperanza. Solo hay dos que parecen ya definitivamente eliminados. Este escenario reduce significativamente la cantidad de vendedores y por tanto hay menos cambios que en el pasado o los equipos que tienen jugadores importantes para cambiar, piden mucho en retorno (ley de la oferta-demanda).

En este cierre de cambios, de los equipos de la Liga Nacional, solo Miami fue abiertamente vendedor. Arizona, que aún podría pelear dejó ir algunas piezas importantes ….. y fuera de eso, no mucho más. En 2017, año en el que Detroit canjeó a Verlander, estaban el 31 de julio a 8 juegos del comodín, quedando dos meses de temporada por delante …. el 31 de agosto, fecha máxima de waivers, estaban a 11.5 juegos con solo un mes restante de juegos ….. y decidieron cambiar a Verlander ….. ¿lo hubieran cambiado si la fecha máxima posible para movimientos hubiera sido el 31 de julio, cuando aún pensaban en entrar a playoffs?

Tomemos otro ejemplo, el de los Gigantes de San Francisco este año. Empezaron muy mal la temporada y todos dábamos por hecho que cambiarían a su mejor lanzador abridor (Bumgarner) y a su mejor relevista (Smith) …. pero en los últimos 15 días toman una extraordinaria racha, el último día de julio están a dos juegos del comodín y terminan por no cambiar a ninguno de los dos pitchers, porque piensan que aún pueden llegar a pelear.

Hay tres tipos de equipos una vez que llega la fecha límite de cambios.

El 31 de julio, hay tradicionalmente tres tipos de equipo:

  1. Los compradores. Son aquellos que están peleando por clasificar a playoffs y buscan fortalecerse.

  2. Los vendedores / en proceso de reconstrucción. Saben que no van a pelear este año ni en el futuro cercano y por tanto lo que buscan es tener mejores jugadores jóvenes, para poder competir seriamente en un plazo de tres o cuatro años.

  3. Los que están en medio. No están ni en el lado de los contendientes, ni en período de reconstrucción. No les urge vender pero si hay una buena oferta de un equipo comprador, entonces hacen cambios.

El tema es que ahora, en este año en particular, esas líneas fueron borrosas …… y dentro de los equipos que están “en medio”, hay varios que consideraron que un cambio podría ayudarles a ser competitivos este año pero, más importante, que los haría fuertes para el 2020; no son equipos en reconstrucción pero se han quedado un poco cortos y perciben que tienen solo un par de temas por resolver para poder llegar a la cima. Este grupo ahora dejó de ser un vendedor tradicional, para ser un comprador “oportunista”. Me gustan estos equipos porque entienden que pueden no estar en una buena temporada, pero hacen movimientos pensando en pelear seriamente la próxima. Así se comportaron este julio equipos como los Mets, Rojos y San Diego.

Al haber más equipos compitiendo por playoffs, sucedió algo muy particular ….. algunos compradores, que están cerca de ser contendientes para una Serie Mundial o incluso para ganarla, no pudieron hacer transacciones que los fortalecieran. El precio que demandaban los equipos que venden fue demasiado alto y no todos estuvieron dispuestos a pagarlo ….. ¿cambiarías a dos o tres de tus mejores prospectos por un jugador ya establecido? …. es una pregunta que no tiene una respuesta fácil …. si haces el cambio, te fortaleces pero pudieras estar hipotecando tu competitividad de los próximos años …. si no lo haces, quedas con debilidades en esta temporada. Así, equipos como Boston, Yankees y Dodgers decidieron no hipotecar el futuro, pero hoy parecen tener menos posibilidades de un título en 2019. Los Astros se llevaron a un gran lanzador (Greinke), pero dejaron ir en el proceso a jóvenes muy buenos, así es que si no ganan la Serie Mundial este año, podrían terminar dándose de topes.

El acceso a buenos jugadores se hizo muy complicado por todos los factores antes mencionados …. pocos vendedores, con altas demandas; equipos que están a mitad del camino y se convirtieron en compradores, pensando en el próximo año; un enfoque muy conservador de no querer desprenderte de tus mejores prospectos (llega a ser poco racional porque estás hablando de prospectos, que pueden terminar cuajando o no) y; equipos que mantienen alguna esperanza de llegar a playoffs aún cuando parezca una posibilidad remota.

¿Ha sido bueno dejar una sola fecha límite?

He escuchado que algunos Gerentes Generales de los equipos están pugnando para que en el futuro se mantenga una sola fecha, pero que sea posterior a la actual. Están sugiriendo que la nueva fecha límite sea el 15 de agosto y no el 31 de julio, para tener mayor claridad de posibilidades de post-temporada y por tanto haya más equipos dispuestos a desprenderse de jugadores.

Me parece que no debería modificarse la fecha límite actual. Hay varios temas que a mi me han gustado, resultado de este cambio:

  1. No es fácil que los ricos se hagan más ricos. Al haber más equipos peleando, hay menos movimiento de jugadores. El precio a pagar por reforzarte es más alto, tienes que sacrificar más y/o mejores prospectos.

  2. Vamos a ver más jugadores jóvenes, creciendo. Los equipos tendrán que recurrir más a sus propios jugadores que a traer talento de otros equipos. Los principales prospectos serán promovidos más rápido.

  3. La tendencia de los equipos medianos a buscar ser competitivos para la próxima temporada, hará que haya menos organizaciones “tirando la toalla”. Ha sido malo para el beisbol (como para el resto de los deportes en Estados Unidos) que haya muchos equipos enfocados en el largo plazo, dispuestos a perder con tal de tener mejores selecciones en los drafts colegiales, quitando competitividad a la liga y sinceramente decepcionando a sus aficionados.

Veremos como termina la temporada y el impacto que tendrán los cambios realizados …. y los que no se completaron. De cualquier forma, los equipos tendrán que ajustar en el futuro la forma en la que operan sus cambios y el armado de sus equipos para playoffs. Y habrá que ver en 2019 y los próximos años, si la decisión de reforzarse a cambio de jóvenes paga a equipos como Houston, Atlanta y Washington ….. o si el enfoque conservador (no empeñar el futuro) termina dando la razón a conjuntos como Dodgers y Yankees.

#baseball #LigasMayoresdeBaseball

0 vistas

© 2023 by LFSports. Proudly created by MÁS POR TU NEGOCIO.