• Luis Felipe Domínguez

Cuando México pudo haber ganado la Copa Davis

Actualizado: 18 de dic de 2019

Los niños tienen dos características, entre muchas otras, que les hacen ver la vida en forma positiva: una es el dar las cosas buenas por sentadas, que así son y seguirán siendo; la otra es un optimismo a prueba de todo.

Tal vez es por haber sido un niño en 1975, que pensé que México ganaría la Copa Davis, la competencia de tenis más importante a nivel de países. Tampoco es que lo haya creído “de a gratis” … de hecho, hoy sigo pensando que fue nuestra mejor oportunidad de haber ganado, desde la derrota ante Australia en la final de 1962.

México tenía a Raúl Ramírez como su figura y era en realidad un extraordinario tenista, una figura muy destacada en singles (individuales) y eventualmente el mejor jugador de dobles en el mundo. Tenía entonces 22 años y era básicamente el principio y fin del equipo mexicano, que había superado las primeras dos rondas del torneo, venciendo en la segunda al equipo de Canadá.

Tocó a los nuestros enfrentar a Estados Unidos, en una serie que se jugaba en nuestro país. El equipo mexicano estaba formado por Raúl Ramírez, en esa fecha el jugador número 13 del mundo y por Marcelo Lara, un tenista que terminaría su carrera en individuales con récord de 62 victorias y 106 derrotas (1) … por Estados Unidos venía Brian Gottfried, que sería compañero de dobles de Raúl Ramírez en los torneos más importantes del mundo y número 23 en el ranking en ese momento… el otro miembro del equipo de USA era Jimmy Connors, el mejor jugador del tenis del mundo, clasificado como número uno y que el año anterior había ganado tres de los cuatro torneos de Grand Slam (Australia, Wimbledon y el US Open). El periódico Desert Sun en diciembre publicaría las declaraciones de Connors y Gottfried, señalando la superioridad de su equipo y asegurando su victoria (2).

La serie lucía sinceramente dispareja … enfrentar al mejor jugador del mundo y a una potencia del tenis como Estados Unidos, era un cuesta arriba. Se pensaba que Raúl podría vencer a Gottfried en el primer día y se daba como un hecho que Connors ganaría su encuentro ante Marcelo Lara y así sucedieron las cosas, de tal forma que el día uno terminó con un empate y eso nos llevó al encuentro de dobles.

Por México formaron pareja Ramírez y Lara (este último era mejor doblista que jugador de singles), por Estados Unidos Stockton y Van Dillen … la única esperanza que tenía México de eliminar a los norteamericanos era ganar el dobles y que al otro día se ganara uno de los dos juegos de singles. Los mexicanos cumplieron, venciendo en cuatro sets a la pareja del vecino del norte y dejando todo para decidirse en el tercer día.

Marcelo Lara tuvo una gran actuación el domingo frente a Gottfried pero no le alcanzó y terminó cayendo en cinco sets. Eso dejó la mesa puesta para en enfrentamiento entre Raúl Ramírez y Jimmy Connors.

Con la ilusión de un niño, pensé que Raúl podría vencer a Connors, aunque entendía que requeriría casi una hazaña. Más de una voz me buscó ubicar en la realidad, para que el golpe fuera menos doloroso. Para darse una idea de lo que era Jimmy Connors, él se encontraba en medio de una racha de 160 semanas como el tenista número uno del mundo, la cual más adelante sería interrumpida por otro jugador durante una semana, para de ahí quedar en la cima del ranking por 84 semanas más … fue el jugador más dominante de su época.

El encuentro se llevó a cabo el domingo, a continuación del enfrentamiento Lara – Gottfried. Connors ganó el primer set pero Ramírez ganó los dos siguientes por 6 juegos a 3 … el estadio “Rafael Pelón Osuna” en el Deportivo Chapultepec era testigo de una mayúscula sorpresa, la cual tuvo que suspenderse en ese momento por falta de luz, por lo que el partido se reanudaría el lunes. Ese día Raúl Ramírez culminó su obra, ganando el cuarto set por 6 – 4 … dando a México el pase a la siguiente ronda. La victoria de México sobre Estados Unidos dio la vuelta al mundo … y para nosotros nació la leyenda de Raúl Ramírez. Dicen que en el Deportivo Chapultepec aún se puede ver la marca que dejó la raqueta que Connors arrojó por frustración.

Con esta victoria, México se proyectaba para llegar alto en la Copa Davis. El siguiente rival que tendríamos, ya en 1976 sería Sudáfrica … sus principales jugadores ocupaban el número 60 y 61 del mundo, lo cual nos daba una gran posibilidad de llegar a semifinales … acabábamos de vencer al poderoso Estados Unidos, no había forma de perder.

Con lo que no contaba era que perderíamos sin pisar la cancha. El gobierno mexicano no aprobó que se jugara contra un país en el que imperaba la política del apartheid, en donde se separaban las razas y se trataba a parte de la población como esclavos o inferiores … el racismo en Sudáfrica era práctica común y soportada por su gobierno. México rechazó participar en un acto que le diera algún tipo de validez al régimen Sudafricano.

Recuerdo haber tenido una mezcla de emociones … por un lado frustración y enojo por la decisión que se había tomado y que nos privaba de poder ser campeones, yo estaba seguro de que nadie podría vencernos ya … por el otro, el orgullo de saber que México estaba haciendo lo correcto al no apoyar el maltrato de personas en otra parte del mundo.

Ese fue el fin de lo que parecía nuestro camino al campeonato. ¿Hubiéramos vencido a Sudáfrica? Creo que sí, por el nivel que tenía Raúl Ramírez, que terminaría 1976 como el quinto mejor tenista del mundo. Después de Sudáfrica hubiera venido Chile que tenía en Fillol a un Top 20 … y eventualmente en la final habría sido Italia (que fue el campeón ese año) que contaba con un gran jugador, Adriano Panatta (séptimo del mundo). Hubieran sido series muy duras, que hoy no hay forma de decir cómo habrían terminado … pero para mi mente, en ese momento, no había nadie que pudiera vencer en Copa Davis a Raúl Ramírez.

Inicié este artículo hablando de que cuando uno es niño, da las cosas por sentadas, asume que así serán siempre. En ese 1975 teníamos a Raúl Ramírez, uno de los mejores tenistas del mundo y no había nada que me hiciera pensar que México no tendría a un jugador de su calibre en los siguientes 45 años. La realidad es que después de él no ha habido otro jugador mexicano que se distinga a un nivel incluso similar al de Ramírez … el tenis es un deporte que no hemos trabajado bien como país, imperando consistentemente la política y la falta de inversión en la detección y desarrollo de talento. Extraño el tener un gran jugador de México triunfando en el tenis … ojalá que pronto tengamos al Raúl Ramírez de esta generación.

(1) https://www.atptour.com/en/players/

(2) https://cdnc.ucr.edu/cgi-bin/cdnc?a=d&d=DS19751219.2.122&e=——-en–20–1–txt-txIN——–1

Foto Jimmy Connors: By Koen Suyk / Anefo – Nationaal Archief, CC BY 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=46116130

Foto Raúl Ramírez: contactohoy.com.mx

#CopaDavis1976 #JimmyConnors #RaulRamírez

1 vista

© 2023 by LFSports. Proudly created by MÁS POR TU NEGOCIO.