• Luis Felipe Domínguez

Atletas que terminaron su carrera en el uniforme equivocado

Actualizado: abr 3

“No me lo imagino en otro uniforme” … es una expresión que utilizamos para referirnos a atletas que han dejado huella con un equipo, que incluso se han convertido de alguna forma en leyendas y pueden incluso ser más grandes que dicho equipo.

No es un término aplicable a todos … LeBron James es uno de los más grandes basquetbolistas que han existido pero ha jugado en varios equipos así es que cada aficionado lo recordará, una vez que se retire, con el uniforme que prefiera. Ronaldo en el futbol pasó por dos equipos emblemáticos en Italia (Inter y Milán) y en España (Real Madrid y Barcelona) por lo que asimismo no terminamos de claramente identificarlo con uno solo.

Hay atletas que toda su vida jugaron en un solo equipo … Ted Williams con Boston, Walter Payton con los Osos, Chava Reyes con Chivas, etc. y se convirtieron en un símbolo del equipo y la ciudad.

Pero hay algunos, un puñado, que fueron enormes en su equipo y en su deporte … los recordamos con una casaca pero por alguna razón no concluyeron su carrera en el equipo de sus amores … aún cuando no los podíamos imaginar con otros colores, por diferentes circunstancias tomaron la decisión de jugar para alguien más, de no retirarse con su equipo de siempre … y seguimos pensando, tal vez medio guiados por el romanticismo, que no hicieron bien, que debieron haber sacrificado “algo” e irse con una gran despedida del cuadro en el que siempre militaron.

Los casos que aquí mencionamos cumplen con eso y algo más … ya no fueron en su nuevo equipo lo que llegaron a ser en el de sus amores … pueden haber tenido una buena temporada pero no mucho más … y eso hizo que fuera todavía más extraño, más doloroso, que no terminaran en donde empezaron o en donde tuvieron sus mayores glorias.

Futbol Americano.



Joe Montana. Después de haber sido seleccionado hasta la tercera ronda del draft colegial, se convirtió en el más grande quarterback de la historia con los 49’s de San Francisco. Los llevó a cuatro victorias en cuatro viajes al Super Bowl, fue dos veces el MVP de la Liga y lideró a una dinastía que incluyó a estrellas como Ronnie Lott y Jerry Rice.

Atrás de Montana venía una joven estrella, Steve Young, que tomó las riendas del equipo en ’91 y ’92 debido a lesiones de Joe Montana … aunque éste último parecía estar recuperado, San Francisco buscó evitar controversias y lo envió en un cambio a Kansas City antes de la campaña de 1993. Joe todavía tuvo suficiente en el tanque para instrumentar dos volteretas en los playoffs de ese año y guiarlos en el ’94 otra vez a la post-temporada.

Emmit Smith. Parte fundamental de Los Tripletes (junto a Aikman e Irving) que llevaron a los Vaqueros a ganar tres campeonatos de la NFL en un período de cuatro años, Emmit jugó para Dallas durante 13 temporadas. Cuando llegó a la NFL, en 1990, Smith dijo que quería acabar su carrera como el líder corredor de todos los tiempos … en 2002, con los Vaqueros, alcanzó su sueño … nadie ha logrado ganar más yardas que Emmit. En 2003 Dallas decidió que era momento de refrescar al equipo y dejó en libertad a Smith … fue un movimiento, doloroso, fuera de sitio. Emmit firmó con los Cardenales de Arizona, con quienes jugaría dos años aunque ya claramente no era el mismo. Su última temporada fue la de 2004, en la cual irónicamente terminaría corriendo 937 yardas, las mismas que logró en su año de novato.

Ed Reed. Para muchos es el mejor Safety que ha pisado un terreno de juego, llegó a los Ravens en 2002 y se convirtió junto a Ray Lewis en el símbolo de una defensiva intimidante, dominante como pocas en la historia. Fue 8 veces nombrado All Pro (el mejor de su posición o el segundo mejor). Golpeador, ágil, rápido y con una inteligencia fenomenal que le permitía anticipar los movimientos del equipo contrario, Reed era un Raven en toda la extensión de la palabra. La temporada de 2012, su última con Baltimore, lo vio levantar el Trofeo Vince Lombardi, al capturar el Super Bowl. Pese a rumores de que se retiraría al terminar el juego, decidió aprovechar su condición de agente libre y firmó en 2013 contrato con los Texanos de Houston pero su rendimiento fue bajo y lo dejaron en libertad en noviembre … firmó con Jets pero igualmente pasó por ahí sin pena ni gloria.

Brett Favre. Una cosa es retirarte en otro equipo y una muy diferente es hacerlo portando el uniforme del equipo más odiado por tus aficionados … y eso es lo que hizo Favre. Llegó a Green Bay en 1992 y restituyó para el equipo glorias que no habían probado desde finales de los 60’s … los llevó a un título de la NFL en la temporada del ’96 y a un Super Bowl más … tres veces fue el MVP de la NFL. En marzo del 2008 anunció su retiro de la NFL, sin embargo a la mitad del año cambió de opinión y terminó siendo negociado a los Jets de Nueva York … pero en 2009 decidió firmar con Minnesota, el más odiado rival de los Empacadores, con quienes jugó dos años, llevándolos incluso a una final de Conferencia … en el ’10, su última campaña, una lesión cortó su racha de juegos consecutivos en 297. Tomó un tiempo pero la afición de Green Bay terminó por perdonar “la traición” a su gran ídolo.

Futbol

Hay menos casos de jugadores de futbol que pasen toda su carrera con un solo club, que en otros deportes. Pero hay algunos notorios:


Pelé. Todavía recuerdo la prensa con fotos de su despedida de Santos, el único equipo en el que había militado, de 1956 a 1974 … El Rey se retiraba, el mejor jugador de futbol que había existido, tricampeón del mundo … su despedida fue histórica. Pero en 1975 los problemas financieros lo hicieron decidir retomar su carrera y jugar con el Cosmos de Nueva York, en un país en donde el futbol era prácticamente desconocido … por muchos millones de dólares … evidentemente ya no era el mismo pero jugar lejos de los reflectores le permitió hacerlo tres años sin presión y con mucho dinero.



Steven Gerrard. Extraordinario mediocampista británico se constituyó en el símbolo de uno de los equipos más tradicionales del mundo: el Liverpool. Jugó en esa escuadra desde 1998 y hasta el 2015 … su momento de más gloria fue en 2005, durante la final de Champions en Estambul, cuando dirigió al equipo a remontar un marcador en contra de 3 – 0 ante el Milán y conseguir el campeonato con los Reds en tandas de penales … fue nombrado el mejor jugador del partido y el mejor futbolista del año en la UEFA. En 2015 y ya con 35 años, anunció que jugaría en el Galaxy de Los Angeles, en donde estaría dos años, claramente ya no los mejores de su gloriosa carrera. Una pena que no haya terminado su trayectoria vestido de rojo.

Xavi e Iniesta. Junto con Messi y Puyol, los jugadores más representativos de las glorias recientes del Barcelona y sin duda dos de los mejores jugadores españoles que han existido. Fueron pilares también de la selección de España, campeona del mundo. Ambos crecieron futbolísticamente en “La Masía”, las fuerzas interiores del Barcelona. Xavi jugaría en el primer equipo del ’98 al 2015 … Iniesta del ‘02 al ’18. En el lapso que jugaron juntos, los blaugranas conquistaron siete Ligas, cuatro Champions, tres copas de España y tres Mundiales de Clubes.

SI bien ninguno de ellos se movió a otro equipo español y decidieron jugar lejos de las competiciones europeas (Iniesta migró a Japón y Xavi a Catar) nos hubiera gustado verlos despedirse en el Camp Nou.

Iker Casillas. Nacido en fuerzas básicas del Real Madrid, fue el mayor símbolo del equipo durante su renacimiento en los primeros planos del futbol europeo. Iker llegó al primer equipo en ’99 y permanecería en la escuadra merengue hasta el 2015, siendo el capitán del equipo del equipo desde 2010 … es el segundo jugador con más partidos en la historia del Real Madrid (725). Ganó 5 campeonatos de Liga y 4 Champions … siendo siempre una enorme figura en la competencia continental. Inconforme con entrenador (en su penúltimo año pasó buena parte del tiempo en la banca) y el trato de la directiva, Iker migró al Porto en Portugal … pero su anuncio de dejar al Madrid, hecho ante la prensa en solitario, sin directivos que reconocieran al mejor arquero de su historia, fue muy triste e inmerecido.


Beisbol.

Babe Ruth. El mayor símbolo que ha tenido el beisbol inició su carrera en los Medias Rojas de Boston pero en el cambio más famoso en la historia del deporte llegaría a los Yankees en 1919 … a transformar el deporte. De los 714 homeruns que dio a lo largo de su carrera, 659 fueron con los Yankees, a quienes llevó a 4 campeonatos y en total a 7 Series Mundiales … con el equipo de Nueva York, fue 10 veces el líder en cuadrangulares de la liga y convirtió a los “Bombarderos del Bronx” en el equipo más popular del deporte profesional y él mismo se transformó el ícono no solo de los Yankees sino de todo el beisbol. En 1935 aceptó ir a jugar a los Bravos de Boston, ya en el final de su carrera, básicamente porque le prometieron tener la oportunidad de influir en las decisiones del equipo y pelear por la posición de manager … nunca se cristalizó eso, Ruth fue adquirido solo como imán de taquilla y se retiró a media temporada, con un promedio de bateo raquítico y sin el uniforme de los Yankees.

Willie Mays. En mi visión el mejor jugador de beisbol que ha existido, podía hacerlo todo … tenía poder, velocidad, una defensiva mágica … todo. Jugó con los Gigantes de 1951 a 1972, los primeros dos años en Nueva York y los siguientes en San Francisco, cuando el equipo se movió a la costa oeste. Fue dos veces el MVP de la Liga Nacional, cuatro veces campeón de bateo y llevó a los Gigantes a un campeonato mundial … por muchos años fue el tercer lugar de cuadrangulares de todos los tiempos, solo por detrás de Aaron y Ruth (actualmente es quinto). En 1972, a los 41 años, fue cambiado a los Mets porque el dueño de Gigantes no podía ofrecerle una pensión … en 1973 fue parte de los Mets que llegaron a la Serie Mundial pero no era ni la sombra de lo que fue … solo tomó 7 turnos al bat en toda la serie e incluso tuvo una caída al ir tras un elevado … un triste adiós para el más grande de la historia.

Fernando Valenzuela. Evidentemente nada que ver con los dos monstruos del beisbol antes citados pero claramente el mejor beisbolista mexicano que ha existido. Saltó a la fama con los Dodgers de los Angeles en 1981 … no he visto a un jugador de MLB generar tanta emoción en su primer año como Fernando … con él se creó la “Fernandomanía” y de un día a otro se convirtió en el favorito del público en los Estados Unidos (ni que decir de México). Novato del año en ’81 y campeón de la Serie Mundial ese año, Fernando fue por algunos años el pitcher más dominante del beisbol … pero el tiempo le pasó factura a su brazo y fue decayendo con las lesiones. Salió de Dodgers en 1990 y aunque jugó en cinco equipos entre ’91 y ’97, siempre se sintió extraño verlo en un uniforme que no fuera el de Dodgers … hubiera sido extraordinario que se hubiera retirado ahí, en donde nació y en donde tuvo sus mejores años.


Basquetbol

Michael Jordan. Sin duda el más grande de todos los tiempos … e incluso en opinión de algunos el atleta más grande que ha existido, Jordan se convirtió en la figura del basquetbol y particularmente de los Toros de Chicago, a quienes llevó a 6 campeonatos de la NBA … más aún, tres de ellos los consiguió cuando regresó de su retiro en 1993. Nadie, nadie, ha dominado este deporte como Michael Jordan … fue cinco veces el MVP de la Liga, 6 veces MVP de Las Finales y es el líder de puntos por partido de la historia. Se retiró por segunda vez en 1999, después de ganar todo con Chicago. Pero en 2001 decidió regresar … ahora con los Wizards de Washington … su primer temporada ahí fue mala, con muchas lesiones … la segunda fue más bien un tour de despedida de las duelas, recibiendo en su último juego en Chicago una ovación de pie de 4 minutos … se retiró en definitiva en abril del 2003 … en el uniforme incorrecto … sigue siendo el hijo favorito de Chicago.

Karl Malone. Jugó desde 1985 hasta el 2003 en el Jazz de Utah … junto a John Stockton formaron el dúo tal vez más representativo de una ciudad en la historia de la NBA … ha habido otros incluso más exitosos pero nunca con el peso que estos dos tuvieron en Utah. Malone es uno de los mejores jugadores que ha habido, tremendo delantero, fuerte, con un tiro fenomenal y defensa férrea, fue dos veces MVP de la Liga y once veces nombrado el mejor jugador de su posición … está entre los líderes históricos de varias categorías … era el símbolo de Utah hasta que en 2003 decidió unirse a los Lakers para buscar el campeonato que lo había eludido a lo largo de su carrera en la NBA (perdió Las Finales dos veces ante los Bulls de Jordan) … pese a lesionarse, fue clave en el camino de Los Angeles hasta la final, la cual perderían ante Detroit en cinco juegos … pero siempre lo recordaremos en el uniforme de Utah.

Tony Parker. Nacido en Bélgica, criado en Francia y más adelante naturalizado ciudadano de Estados Unidos, Tony Parker es uno de los mejores point guards que ha visto la NBA. Seleccionado por los Spurs de San Antonio, permaneció con ellos del 2001 al 2018 y haciendo equipo con figuras como David Robinson, Tim Duncan y Manu Ginóbili ganó cuatro campeonatos de la NBA y llegó a un total de cinco series finales … los Spurs calificaron a playoffs en todos los años que Parker jugó con ellos. De los cuatro grandes de San Antonio es el único que vistió otro uniforme, cuando en 2018 decidió unirse a los Hornets … fue una temporada gris para él y para su nuevo equipo … se retiró al final de la campaña … me hubiera encantado que al igual que Duncan, Robinson y Manu, hubiera sido un Spur de por vida.




Foto Brett Favre: www.flickr.com/photos/mikemorbeck/

Foto Pelé: www.flickr.com/photos/63045791@N03/

Foto Valenzuela: www.flickr.com/photos/51630963@N06/

© 2023 by LFSports. Proudly created by MÁS POR TU NEGOCIO.