• Luis Felipe Domínguez

¿Alemania vs. Alemania? Copa Mundial de 1974

Hace unos días se conmemoró el 30 aniversario de la caída del muro de Berlín y eso me remontó al primer Mundial de Futbol del que tengo memoria, Alemania 1974 … quiero compartirles lo que viví en ese momento en relación a la “dos Alemanias” y lo que posteriormente he entendido.

Tenía yo 10 años, el Mundial de México ’70 pasó prácticamente desapercibido para mi, así es que en realidad mi primer Copa del Mundo fue la de Alemania ’74.

Por alguna razón, en ese entonces me emocionaban tres equipos: Chile, porque había ahí jugadores que conocía (Reinoso, Quintano, Rodríguez Vega); Brasil, porque en México todos encontramos en ellos la alegría que nuestra selección no nos podía dar (incluso no calificó a ese Mundial de 1974) y; Alemania, porque tenía a Beckenbauer y Müller, dos jugadores que admiraba.

Para mi, esa selección de Beckenbauer era Alemania pero en realidad había dos selecciones de Alemania compitiendo en el Mundial: Alemania Occidental y Alemania Oriental. Tenía claro que la Alemania fuerte era la Occidental y también sabía que estaban separadas por un muro … no tenía claro mucho más que eso. Por alguna razón, Alemania Occidental era, en mi limitada visión, “la buena” … Alemania Oriental no era tan importante como la Alemania de Beckenbauer, ni siquiera sabía el nombre de uno de sus jugadores.

Por azares del destino, a las “dos Alemanias” les tocó jugar en el mismo grupo … en ese entonces solo eran 4 grupos, de cuatro equipos cada uno. Estaba clarísimo para mi que Alemania Occidental aplastaría a Alemania Oriental cuando se enfrentaran. El equipo de occidente ganó sus primeros dos juegos, a Chile y Australia y se enfrentaría al cuadro de Alemania Oriental (que no tenía jugadores profesionales) el 22 de junio.

El partido se llevó a cabo en Hamburgo, con ambos equipos ya clasificados a la segunda fase del torneo por lo que el resultado lo único que definiría era el grupo en que cada equipo jugaría más adelante. Pero se jugaba más, al menos para algunos jugadores … por ejemplo, Sparwasser de Alemania Democrática declararía muchos años después que para él, era “golpear al enemigo”.

El encuentro fue sorpresivamente ganado por Alemania Democrática (Oriental), por un tanto a cero. Esa fue la primera vez que me sorprendió un Mundial, el equipo grande había caído. Aunque al final sería Alemania Federal (Occidental) el campeón y “la otra Alemania” fue eliminada, había sido testigo de un inesperado triunfo … que no supe entender.

Para mi, había dos Alemanias … no entendí que si bien eran dos países, para ellos, los alemanes, no debe haber sido tan clara la separación … sí a nivel de orden político y económico pero no necesariamente en sus sentimientos hacia los que vivían del otro lado del muro.

A inicios de los 50’s, Alemania Oriental empezó a controlar el paso de sus ciudadanos hacia el Oeste … en 1956, como consecuencia de la continua migración, decidieron restringir prácticamente por completo el cruce hacia Alemania Occidental. En 1961 empezaron a construir el muro que separaría a la gente por casi 30 años.

Piensen esto … para cuando se jugó la Copa del Mundo del ’74, habían pasado tan solo 13 años desde que se había levantado el muro, desde que la gente había sido dividida de manera definitiva, no permitiendo el paso de un lado al otro … trece años no es nada. Todos los jugadores que participaron en ese encuentro, crecieron como una sola Alemania. Todos los jóvenes y adultos que presenciaron el encuentro, crecieron como una sola Alemania.

¿Qué habrá pasado por la mente de los jugadores? ¿Pensarían que tenían al enemigo frente a ellos? ¿Consideraban que estaba en juego algo profundo, como la supremacía de la nación a la que representaban? Al final, el que estuvieran en uno u otro bando no había sido resultado de su decisión … alguien más la había tomado por ellos. Aún me pregunto si algunos jugadores del poderoso Alemania Federal habrán sentido alguna simpatía ante sus contrincantes que los habían vencido pero que no tenían la libertad de salir de su país.

Jürgen Croy, el portero de Alemania Oriental declararía alguna vez: “Fue importante porque era la Copa del Mundo y porque era Alemania contra Alemania. Fue glorificado por los políticos pero eso sucede en todas partes. Todos los países tratan de sacar ventajas políticas a través del éxito deportivo”.

No puedo imaginar lo que una familia dividida por el muro habrá pensado al ver el juego. Quiero suponer que muchos aficionados alemanes no vieron esto como un encuentro entre dos países sino como un injusto y doloroso enfrentamiento entre hermanos que de alguna forma fueron separados.

El futbol, ese 22 de junio, entregó a los alemanes y al mundo más que un partido …nos dio la oportunidad de recordar que en el fondo, pese a lo que los políticos hubieran decidido, había 22 alemanes en el terreno de juego. La caída del muro, hace 30 años, ha permitido que las cicatrices se hayan ido borrando y que hoy, cuando vemos un mundial, podamos disfrutar a Alemania sin pensar en separaciones y en dolor, sino en un solo y gran equipo.

En este video de FIFA TV pueden ver en 3 minutos un pequeño reportaje del partido …. https://www.youtube.com/watch?v=xw7fMzFRqDM

#AlemaniavsAlemania

© 2023 by LFSports. Proudly created by MÁS POR TU NEGOCIO.